Cristo cumple la Ley de Dios

Reflexión dominical: Mateo 22:34-46

Los fariseos hacen una pregunta sobre la Ley. Jesús hace una pregunta evangélica. Los fariseos buscan probar tentando a Jesús en sus propias palabras. Jesús busca “probarlos” en la realidad salvadora de quien es Él como Mesías (Mateo 22:34-46).

La Ley exige que “Respetes al Señor, tu Dios; que sigas todos sus caminos y lo ames; que sirvas al Señor, tu Dios, con todo el corazón y con toda el alma” y que “ames al hijo” (Deuteronomio 10:12-21). La falta de cumplimiento de la Ley trae consigo el juicio.

En cambio, el Evangelio de Jesús  trae la Gracia de Dios, para que seas irreprochable en el día de su regreso (1º Corintios 1:1-9). Jesús es el Hijo de David y a la vez el Señor de David, verdadero Dios y verdadero hombre.

Cristo es el Amor encarnado -hecho hombre- que cumplió todas las exigencias de la Ley de Dios en nuestro favor, para que fuéramos salvados de la condena de la Ley y santificados en el perdón del Evangelio. Así vemos que “fiel es Dios, el que os llamó a la comunión con su Hijo, Jesucristo Señor nuestro” (1º Corintios 1:9).

Autor: Reverendo Mario Sánchez Caballero
Citas bíblicas: Biblia del Peregrino, 1993 ©

 

Comparte en tus redes sociales:
SpanishEnglish
error: Content is protected !!