Cristo viene a quitarte la ansiedad

El tiempo de Adviento se centra en la venida de Nuestro Señor Jesucristo, y este primer domingo establece este tema para el resto de la temporada. El Hijo de Dios vino hace mucho tiempo para ser tu Salvador, “un vástago legítimo que hará justicia” descendiente de David (Jeremías 33:15). Así como luego vino a Jerusalén, montado en un humilde pollino para sacrificarse por los pecados del mundo (Lucas 19:28-40), así también viene a Su Iglesia hoy, en la humildad de la Palabra y del Sacramento para entregar los frutos de Su Pasión: el perdón de los pecados y la vida eterna.

Cristo te absuelve y establece tu corazón “ante Dios, nuestro Padre, santos e irreprochables” (1º Tesalonicenses 3:13). El mismo Señor Jesús, que fue a Jerusalén, y ahora viene a ti en paz, vendrá de nuevo con poder y gran gloria en el Último Día. Luego habrá “angustia de las gentes” y habrá “desfalleciendo de los hombres por el miedo”. Sin embargo, al anticipar ese gran y terrible día, Él te pide que descanses seguro en Él: “Levantaos, alzad la cabeza; se acerca vuestra redención” (Lucas 21:25, 26, 28).

Autor: Reverendo Mario Sánchez Caballero

Citas bíblicas: Biblia de Navarra, 2004 ©

Comparte en tus redes sociales:
SpanishEnglish
error: Content is protected !!