Oramos a nuestro Padre en el nombre de Jesús

Oramos a nuestro Padre en el nombre de Jesús

Reflexión dominical: Hechos 16:9–15 / Apocalipsis 21:9–14, 21–27 / Juan 16:23–33

 

«En el mundo tendréis tribulación. Pero ¡ánimo!: yo he vencido al mundo» (Juan 16:33). Jesús ha abierto un camino hacia el Padre para que todo «lo que pidáis al Padre os lo dará en mi nombre» (Juan 16:23).

Oramos, pues, con la seguridad de que seremos escuchados y respondidos, para que nuestro «gozo sea colmado» (Juan 16:24). Oramos porque se nos ha predicado la Buena Nueva y el Señor ha abierto nuestros corazones para creer en el Evangelio (Hechos 16:10, 14).

Oramos en el nombre de Jesús, porque somos bautizados en Él, como lo fueron Lidia y su familia (Hechos 16:15). Hemos sido perdonados y sanados; y ahora vivimos, caminamos y oramos en una vida nueva (Juan 5:8-9).

Porque estamos sobre el firme fundamento «de los doce apóstoles del Cordero» (Ap. 21:14), y nuestro Señor es «el Dios Todopoderoso», y nuestro santuario «el Cordero» (Ap. 21:22).

 

Autor: Reverendo Mario Sánchez Caballero

Citas bíblicas: Biblia de Jerusalén 1998 ©

 

Comparte en tus redes sociales:
SpanishEnglish
error: Content is protected !!